Celebrando la Semana Internacional del Acceso Abierto (AA) del 25 al 31 de octubre de 2021

Acceso Abierto
Logo del Acceso Abierto. Semana Internacional del 25 al 31 de octubre de 2021

Para empezar hablaremos de una serie de iniciativas y de prácticas que a través de las cuales los resultados de la investigación se distribuyen en línea sin costo u otras barreras de acceso. Remontémonos a la década de los 70’s cuando empieza a debatirse de manera formal entre el Departamento de Educación y la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos el lanzamiento de su Educational Resources Information Center (ERIC) y con la participación de la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM) presentan su MEDLARS (Medical Literature Analysis and Retrieval System [Sistema de Análisis y Recuperación de la Literatura Médica]), el cual se introdujo por primera vez en 1964 y se convirtió en un sistema en línea en 1971 denominado MEDLINE (ahora MEDLARS Online), el cual desde ese momento es de libre acceso ofreciendo referencias bibliográficas.

Pero los esfuerzos internacionales en beneficio del acceso a la información científica más significativos surgen casi 40 años después, cuando se establece un marco común internacional para el Acceso Abierto, en donde se involucran las publicaciones de investigación buscando favorecerlas y promoverlas en acceso libre sin restricciones a su contenido para la comunidad científica a nivel mundial.

Estas publicaciones deberán cumplir dos condiciones para participar en la modalidad de AA:

  1. El o los titulares que cuentan con los derechos de autor, deben permitir a los usuarios el acceso y autorizar una copia, uso, distribución y transmisión de la obra públicamente, en cualquier medio digital, con una finalidad responsable y sujeto al reconocimiento de autoría.
  2. Depositar una versión del documento completo en formato electrónico en un Repositorio que utilice normas y técnicas de los Archivos Abiertos.

Dentro de este contexto, se han gestado una serie de Iniciativas, Principios y Lineamientos. Para empezar a entender que implica el Acceso Abierto, también conocido como Open Access, se presentan algunas de las Iniciativas que marcaron su desarrollo de como lo conocemos hoy. En el año 2002, la “Budapest Open Acces Initiative” (BOAI), proponía estrategias a favor del AA a todas las disciplinas y países, además de ir acompañada de un financiamiento significativo.

Dentro de la BOAI se hicieron recomendaciones sobre políticas, en donde cada institución debería tener una política que asegurara las publicaciones y, una vez revisadas por pares, fueran aprobadas y depositadas en el repositorio de libre acceso.

También se encuentra la Declaración de Berlín sobre Open Access del 2003 (Acceso Abierto al Conocimiento en Ciencias y Humanidades) estableciendo dos condiciones:

  1. El autor(es) y depositario(s) de la propiedad intelectual deben garantizar a todos los usuarios por igual el derecho gratuito, irrevocable y mundial de acceder a un trabajo erudito; lo mismo que licencia para copiarlo, usarlo, distribuirlo, transmitirlo y exhibirlo públicamente, además de distribuir trabajos derivados en cualquier medio digital para cualquier propósito responsable.
  2. Una versión completa del trabajo y complementarios, en formato electrónico estándar debe depositarse y publicarlo en por lo menos un repositorio que utilice estándares técnicos que definan el Acceso Abierto, que sea apoyado y mantenido por una institución académica, sociedad erudita, agencia gubernamental o una organización establecida, que busque implementar el Acceso Abierto, distribución irrestricta, interoperabilidad y capacidad archivística a largo plazo.

Por otro lado en la Declaración de Bethesda, en su reunión del 2003 en torno a las publicaciones, su propósito era estimular la discusión dentro de la comunidad de investigación biomédica sobre cómo proceder rápidamente a proporcionar Acceso Abierto a la literatura científica primaria. El documento está dividido en cuatro secciones: la primera es la definición de trabajo de la publicación, las otras tres refieren a informes que se realizaron bajo tres líneas de acción y grupos de trabajo:

  1. Instituciones y Agencias de Financiamiento, las cuales patrocinan y fomentan la investigación científica para promover la creación y difusión de nuevas ideas y conocimientos para el beneficio público.
  2. Bibliotecas y Editores interesadas el Acceso Abierto como un componente esencial de la publicación científica en donde se informe sobre los resultados de la investigación científica deberían ser tan accesibles y de libre uso como sea posible.
  3. Científicos, aquellos que realizan investigaciones y el interés en garantizar que los resultados de las mismas se difundan de manera inmediata, amplia y eficaz posible.

Posteriormente se produjeron otras declaraciones o manifestaciones internacionales de apoyo al movimiento “Open Access” como la Declaración de Valparaíso, la del Salvador sobre Acceso Abierto, la de Panamá de Ciencia Abierta por mencionar algunas y mostrar todo los que han trabajado diversos organismos.

Es importante considerar que para el Acceso Abierto los autores deben cumplir con normativas que van desde principios, estrategias y compromisos para poner a disposición las publicaciones o trabajos académicos al alcance de todos. El acceso a este tipo de información indudablemente posee un enorme valor para la generación de nuevo conocimiento, y, a su vez, para el desarrollo de las distintas disciplinas. Debemos estar conscientes de que si se trabaja con financiamiento público, la información e investigaciones que generan las instituciones se debe poner a disposición de la sociedad, siempre y cuando no perjudique el impacto nación y/o mundial, puntos que se explicarán y desarrollarán más adelante.

Fuentes:

Babini, D. (2020). De los principios y declaraciones hacia una noción de ciencia abierta en Iberoamérica [Libro electrónico]. En L. Rovelli (Ed.), Tendencias recientes en las políticas científicas de ciencia abierta y acceso abierto en Iberoamérica (pp. 35–70). CLACSO. https://doi.org/10.2307/j.ctv1gm02tq.5

BOAI Forum. Budapest Open Access Initiative (2002). Disponible en: http://www.soros.org/openaccess/read.shtml/

Castro Escamilla, M. (2020). Desarrollo de un repositorio de datos científicos de apoyo a la investigación: el caso de las ciencias de la tierra (Tesis de Maestría en Bibliotecología y Estudios de la Información). Universidad Nacional Autónoma de México, Programa de Posgrado en Bibliotecología y Estudios de la Información Facultad de Filosofía y Letras (164 pág). http://132.248.9.195/ptd2020/agosto/0802846/Index.html

La Declaración de Berlín sobre Open Access (2003) Disponible en: http://openaccess.mpg.de/67627/Berlin_sp.pdf

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close